• Bienevenidos a Divorcios Express

Pasos para divorciarse: ¿por dónde empiezo?

A veces el amor no es suficiente y, por unas razones u otras, la pareja decide poner fin a su matrimonio. Sin embargo, son muchas las parejas que quieren tramitar su divorcio, pero no saben bien por dónde empezar. Es por ello de vital importancia conocer cómo tramitar un divorcio paso a paso y qué hacer para divorciarse sin alargar el proceso en exceso.

Pasos a seguir para un divorcio

Aunque lo mejor es contactar con un buen abogado, lo cierto es que en grandes ciudades como Madrid puede resultar complicado dar con un buen profesional del Derecho. Por ello, es necesario tener una idea clara acerca de qué pasos para tramitar un divorcio se han de dar. ¿Cómo iniciar los trámites de divorcio? Veamos los pasos para divorciarse:

Comunicar la decisión al otro cónyuge e iniciar los trámites legales

Aunque pueda resultar obvio, la comunicación es uno de los primeros y más importantes pasos para divorciarse. Por ello, lo primero que se ha de hacer es hablar del divorcio con el otro cónyuge, debiéndose tener en cuenta que el divorcio no podrá tramitarse hasta que no hayan transcurrido, al menos, 3 meses desde la celebración del matrimonio.

Contratar a un abogado especialista en divorcios

En Madrid la oferta es amplia y hay grandes profesionales, tal es el caso de https://divorciosexpress.com/, que podrán guiarnos en este proceso no siempre agradable y dar la información necesaria acerca de los pasos a seguir para un divorcio.

Así, el abogado nos informará de todas las posibilidades que tenemos y de las obligaciones y derechos que derivarán del divorcio. Además, esta figura será especialmente importante en los divorcios que no sean de mutuo acuerdo y que se resuelven acudiendo a la vía judicial.

Elegir el procedimiento a seguir para divorciarse

Hay dos tipos de divorcios y, por tanto, dos tipos de procedimientos a seguir. Así, los pasos para un divorcio de mutuo acuerdo son diferentes a los pasos a seguir para un divorcio contencioso.

Divorcio de mutuo acuerdo

En este caso, la pareja ha llegado a un acuerdo sobre las condiciones que regirán el divorcio. Así, deberán llevar a cabo un convenio regulador en el que se fijen todas las cuestiones relativas a la guarda y custodia de los hijos menores de edad, a la pensión de alimentos, el uso y disfrute de la vivienda familiar, el régimen de visitas de los hijos y la liquidación del régimen económico matrimonial y el correspondiente reparto de los bienes comunes.

Después es necesario formalizar el divorcio, que se podrá realizar judicial o notarialmente:

Tramite Judicial: Se deberá presentar la demanda (ambos cónyuges o uno con el consentimiento del otro) de divorcio a la que se adjuntará el ya mencionado convenio regulador.

En cualquier caso, es necesario que el convenio regulador sea aprobado por el juzgado o para comprobar que no hay ningún abuso por parte de ningún cónyuge y, por supuesto, no se celebrará juicio.

Tramite notarial: Se acudirá a la notaria a formalizar el deivorcio y ratificar el convenio regulador, sin mas tramite ! (Solo para divorcios donde no existan hijos menores de edad).

Divorcio contencioso

En este caso, las partes no han llegado a un acuerdo sobre el divorcio, por lo que cualquiera de los dos cónyuges podrá interponer demanda de divorcio. Esta demanda será notificada al otro cónyuge para que presente sus alegaciones y es entonces cuando dará comienzo un proceso más caro y largo.

En este supuesto sí será necesario celebrar un juicio que se resolverá por el Juez, quien dictará sentencia sobre las condiciones que regirán el divorcio.

Reunir la documentación necesaria para tramitar el divorcio

Una vez se han dado los primeros pasos para divorciarse, para tramitar el divorcio es necesario disponer de una serie de documentos. Son los siguientes:

  • Certificado de matrimonio.
  • Certificado de nacimiento de los hijos comunes, en caso de que los hubiera.
  • Empadronamiento. 
  • Escrituras de la propiedad de los bienes del matrimonio, si los hubiera.
  • Certificados bancarios (cuentas corrientes, hipotecas, préstamos, etc.).
  • Convenio regulador.

Un divorcio puede ser un proceso realmente complicado, aunque, sin duda, si ya conoces los pasos a dar para divorciarse este trámite es mucho menos complicado. ¡Mucha suerte!

Deja una respuesta